20 de abril de 2016

¿Fondos de inversión indexados? Si, pero no siempre

Son de sobra conocidas, e innegables, las ventajas que ofrecen los fondos indexados (su cesta de valores replica un índice; es decir, el fondo contiene los mismos valores y en la misma proporción que el índice) frente a los de gestión activa. Entre los argumentos a favor de los fondos indexados están sus menores costes de gestión, que se traducirán en menores gastos corrientes y, por lo tanto, en mayor rentabilidad para el inversor, así como la dificultad, estadísticamente comprobada, de que un gestor bata al índice de referencia de forma consistente a lo largo del tiempo.

31 de agosto de 2015

¿Eres rico, pobre o todo lo contrario?

A raíz del informe que en mayo pasado publicó la OCDE acerca de la creciente desigualdad de la distribución de la renta en los países desarrollados, presentó una sencilla herramienta para que cualquier persona que habite en uno de los países miembros pueda determinar cuál es su lugar en la escala de la distribución de la renta de su país. Además, ofrece datos (sencillos datos gráficos) sobre cómo se distribuye en él la renta.
¿Eres rico, eres pobre, eres "clase media"? Haciendo clic en el gráfico que ves abajo puedes averiguarlo en cinco minutos. Además (siempre suponiendo que te fíes de las estadísticas de la OCDE, en las que se basa la herramienta) puedes ver cuál sería la posición que te correspondería, con tu renta, en cualquier otro país. Seguro que te llevarás importantes sorpresas.

Eres rico o pobre según la OCDE?

Entrada publicada en el blog Paco Lozano

28 de octubre de 2014

Cómo invertir nuestros ahorros en tiempos de crisis

Los tipos de interés por los suelos, las bolsas sufriendo batacazos (uno tras otro)... ¿Qué hacer con esos ahorros que hemos ido acumulando con tanto sacrificio? ¿Dónde invertirlos? Vamos a ver primero qué no se debe hacer, y luego qué es lo que podemos hacer con ellos.

Lo que NO debemos hacer con nuestros ahorros


No hay que hacer ningún caso de lo que nos diga el director de nuestro banco (o ese empleado que parece tan 'apañao'). Los empleados de banco obedecen órdenes, y pretenden colocar los productos financieros que interesan a la entidad. Recuerda el asunto de las 'preferentes'.

Si lo recuerdas, por cierto, tendrás claro que nunca debemos invertir nuestro dinero en un producto financiero cuyo funcionamiento no comprendamos perfectamente. ¡Vamos a lo sencillo y seguro!